Un viaje inesperado…

¡Saludos a todos hermanos y hermanas! Ha pasado algún tiempo desde que escribimos por última vez. Pero la tardanza también significa que tenemos muy buenas noticias para compartir con todos ustedes. El día de nuestra boda fue una bendición y damos gracias a Dios por todas sus oraciones, ofrendas y buenos deseos. Quizá no podamos remunerar…